PUEBLOS DE MENORCA CON ENCANTO

1. Ciutadella

Es el pueblo con mayor número de habitantes de toda la isla. A lo largo de los siglos ha albergado diferentes civilizaciones por lo que si visitas el casco antiguo podrás perderte por sus calles laberínticas y disfrutar de los restos del pasado que alberga en su interior.

2. Ferreries

Con la tradición artesana aún latiente en su interior, este municipio alberga gran número de fábricas de prestigiosas firmas de calzado de diseño. Parar a comprar tal vez un par de las tradicionales abarcas es un fantástico plan a la vuelta de una jornada de playa.

3. Es Mercadal

Situado en el corazón de la isla, es el municipio que más crecimiento ha experimentado en los últimos años. El pueblo se encuentra al pie de Monte Toro, la montaña más alta de toda la isla desde la que puedes disfrutar de unas vistas prodigiosas. 

4. Es Migjorn

Cuna de la cultura popular, pasear por sus calles y por los bellos caminos rurales que rodean la población es todo un placer. La costa sur del municipio posee dos playas muy conocidas en toda la isla, perfectas para tomarse un chapuzón: Santo Tomás y Binigaus.

5. Alaior

El municipio es conocido por su larga tradición pastelera. De Alaior salieron, por ejemplo, los famosos helados La Menorquina. En este municipio se encuentra también la sede universitaria de la isla, la UIB, y la urbanización turística de Son Bou.

6. Mahón

Posee el puerto natural más grande de todo el mar Mediterraneo por lo que alberga una larga tradición pesquera. Una muestra de cómo la vida transcurre alrededor de su puerto la encontraremos paseando por la bellísima plaza del pescado o por el mercado del Claustro del Carmen, ambos edificios construidos sobre el puerto.

7. Sant Lluís

En este municipio localizamos el conocido pueblo de pescadores de Binibeca. Sus calles son estrechas y reformadas de forma que aún conservan la estética antigua que hace al pueblo tan especial. Al estar ubicado al este es el sitio perfecto para ver la salida del sol.

8. Es Castell

Es un municipio pequeño que aún conserva la dinámica de calles estrechas y laberínticas. Un gran encanto de este pueblo reside en Cales Coves, un pequeño puerto donde puedes disfrutar de la zona de restaurantes con vistas al mar y a la Illa del Aire.